Beer Can Chicken

No soy partidario de publicar recetas, primero porque hay muchos chefs y cocineros mucho mejor preparados que yo, segundo la idea es dar a conocer a esos emprendedores que deciden aventurarse y arriesgarse a ofrecer su cocina, comida y pasión.  Pero el domingo recién pasado subí la foto de un pollo que estaba preparando, el “Beer Can Chicken” que vi por primera vez en el BBQ Challenge del 2016 del cual tuve la oportunidad y suerte de ser juez.  Pues a pesar de que la foto fue de los pollos en su fase final de preparación antes de cocinarlos, la misma ha tenido muy buena respuesta y alguien pidió la receta.

No soy un chef de profesión, son autodidacta y mi gusto por el buen comer me ha llevado a aprender a hacer las comidas que me gustan.  Experimentando con recetas que encuentro o pruebo, este es el caso de este pollo ensartado en lata de cerveza, acá pues describo mi experimento, mi interpretación de esta receta que es bastante sencilla.

Lo primero es contar con un pollo de mínimo 3 libras, yo prefiero comprarlos sin menudos para ahorrarme el trabajo de limpiarlo por dentro, adicional al pollo los ingredientes que debe tener a mano son:

  • Una lata de cerveza, yo prefiero cervezas con carácter en mi receta elegí una cerveza holandesa, la Oranjeboom por que es de sabor fuerte y un contenido alcohólico muy interesante (8.5%).
  • Paprika
  • Estragón
  • Pimienta roja y negra
  • Eneldo
  • Sal
  • Ajo
  • Aceite de oliva o mantequilla

Destape la lata de cerveza y verterla en un tarro, con un abrelatas quite la parte superior de la lata de cerveza y una vez hecho esto regrese 3/4 de la cerveza a la lata.  Mezcle en un recipiente la cerveza restante con los ingredientes.

De un masaje al pollo con el aceite de oliva o con la mantequilla, Con la preparación de la cerveza y las especies sobe la parte interna del pollo y deje marinar por al menos 2 horas.

A la cerveza en la lata agregue los ingredientes descritos al gusto (paprika, estragón, eneldo, sal, pimientas).  Desgarre con un cuchillo bien filoso el culito del pollo y ensartelo en la lata de cerveza, debe ser muy cuidadoso para que no se le de vuelta y vierta la cerveza.

Puede cocinarlo a la brasa o en el horno, es mucho más fácil en el horno debe pre calentarlo a 350 grados una vez esté a esta temperatura meta el pollo y dejarlo que se cocine por 1 hora y media, revisando constantemente la temperatura interna esta debe llegar a los 120 grados centígrados allí estará en su punto para que quede jugoso.  El efecto de la cerveza es que hervirá y los vapores impregnarán el pollo de la combinación de sabores de la cerveza y las especias además quedará jugoso.

El toque final es con el rostizador del horno darle unos 10 minutos adicionales para dorarlo y que tome color y textura adicional.

El jugo residual del proceso resérvelo y úselo como salsa complementaria

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *