New York, the melting pot

Bueno, volver a escribir después de tantos meses es como empezar desde cero y más cuando la rutina del trabajo diario me ha tenido alejado de esos pequeños lugares que le llenan a uno el estómago pero también el alma.   Y para poner pausa a todo me tomé unas vacaciones, las había programado desde mediados de año pero no había decidido si ir a México a ver a mi compadra al D.F. y a mi hermana en León o bien ir al norte a saludar a Trump jajaja… el sarcasmo no se logra transmitir tan fielmente escribiendo… Me decidí por la segunda opción y aprovechar las ofertas que habían con destino a la Gran Manzana, o como los mismos gringos la llaman The City y por mucho que otras ciudades quieran competir Nueva York tiene un encanto muy especial que solo las ciudades más cosmopolitas pueden ofrecer.

Hace dos años había visitado N.Y. visitando los clásicos puntos de interés que esta ciudad ofrece, esta oportunidad decidí ir a conocer los barrios más emblemáticos y por supuesto probar sus cafés, bares y restaurantes.  Decidí basándome en las comidas que más me gustan pero también arriesgándome a probar cosas nuevas, así pues esta reseña es muy desde mi  perspectiva y si algún día van a la gran manzana disfruten de estos lugares y sus comidas tanto como yo.

El barrio conocido como “East Village” en la parte baja de Manhattan ha sido poblado por inmigrantes de Europa del Este, sus costumbres y comidas son muy comunes en este barrio, como bien dice Forsyth en sus libros los alemanes dieron al mundo el acompañante perfecto de la cerveza, el chukrut muy popular también en la cocina ukraniana.  Dentro de las cosas que más me gusta comer están los embutidos y charcutería por lo que no podía dejar pasar la oportunidad de probar la clásica salchicha con chukrut.    Desde 1,954 Veselka (beceлкa) sirve comida tradicional ukraniana, ingresar al establecimiento es sentirse en Ukrania a excepción del muchacho de la caja que es latino todos son ukranianos, los gritos entre cocina y los meseros son como jerigonza.

Cocina tradicional ukraniana en East Village
Cocina tradicional ukraniana en East Village

La keilbasa es una salchicha de buen tamaño, hecha con carne del hombro del cerdo mezclada con especias como comino, pimienta negra, tomillo, mostaza y algunas otras, ahumada para curarla.  La salchicha por si sola es deliciosa pero acompañada con chukrut que es repollo agrio es la combinación perfecta para una cerveza fuerte, hay muchas opciones en New York tanto de producción local como europeas yo recomiendo que pidan con este plato una Chimay.  El chukrut a diferencia de como lo preparamos en nuestro país, lleva un proceso más largo se rellena un frasco de conservas con el repollo y sal, se deja por varias semanas para que se fermente parece sencillo pero se que le agregan algo más creo por el sabor semillas de mostaza.

 

Definitivamente Veselka es un lugar a visitar, muy tradicional en todo sentido y la comida es sabrosa el Piorigi dicen que es el mejor de la ciudad, yo no tuve la oportunidad de probarlo porque cada día quería probar un lugar distinto así que no volví a Veselka y será hasta otra ocasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *